Dos años de recortes

rajoy_posa_con_sus_ministros_en_la_primera_foto_de_familia_del_nuevo_gobierno_f2998e89bf53df5212bcffe40_s

Se cumplen dos años de la llegada de Rajoy a la Moncloa y al evaluar este periodo, la primera palabra en la que pienso es “recortes”. Durante este periodo, el Gobierno ha hecho recortes muy diversos y contra distintos sectores de la población, pero todos se podrían clasificar en los siguientes 4 grupos:

– Recortes económicos: Algunos todavía piensan que hacer una política restrictiva en el gasto público e inversión durante un periodo de crisis es la mejor forma de salir de ella. Nada más lejos de la realidad, como podemos comprobar evaluando las políticas austericidas aplicadas en España desde 2010. Desde que en ese año Zapatero hiciese un viraje en su política económica para contentar a los poderes económicos, la economía española ha sufrido una larga recesión y las perspectivas futuras, lo más positivo que llegan a decir es que se producirá un estancamiento del PIB durante los próximos años. Con la llegada del PP al Gobierno, los recortes en inversión y gasto público se multiplicaron, afectando a funcionarios, pensionistas, I+D, educación, energías renovables, infraestructuras…lo que no ha hecho más que agravar la situación económica heredada de Zapatero. Además de afectar negativamente a nuestra economía durante estos años, estos recortes, sobre todo los de educación, ciencia e I+D, serán un lastre para el desarrollo futuro de la economía española, que pasa por un cambio de modelo productivo y energético.

– Recortes sociales: Muy ligados a los recortes económicos están los sociales, ya que muchos de los derechos sociales necesitan de asignación económica. En estos dos años hemos dejado de tener sanidad pública, gratuita y universal, al recortar este derecho para las personas inmigrantes y al imponer “repagos” para acceder a tratamientos. La Ley de Dependencia se ha derogado en la práctica, acabando con el sueño de tener un Estado digno que se preocupe por cuidar de las personas que no lo pueden hacer por ellas mismas. Las pensiones y el salario mínimo han perdido poder adquisitivo, haciendo más vulnerables a los que menos ingresan. Los trabajadores han perdido derechos laborales y su poder de negociación ha sido recortado vía Reforma laboral, lo que ha provocado bajadas salariales generalizadas mientras aumentaban los beneficios empresariales. España es hoy un país más desigual que hace dos años.

– Recortes democráticos: Se nos había olvidado el poco respeto que tiene la derecha española a la Democracia, pero en estos dos años lo hemos podido revivir. Se intenta criminalizar la libertad de expresión y manifestación, primero vía cargas policiales y ahora mediante una Ley inconstitucional que pretende amedrentar a los que protestamos contra sus políticas. El Congreso de los Diputados, gracias al rodillo de la mayoría absoluta, ha perdido su función de control al Gobierno. También su función legislativa está siendo sustraída, por el abuso del Gobierno en el uso del Decreto Ley. La libertad de prensa es atacada continuamente, mediante el control político de RTVE, la concentración empresarial de los grandes medios de comunicación o por la negativa del Presidente del Gobierno a dar explicaciones sobre la multitud de casos de corrupción que le salpican a él y a su partido. Hemos llegado al punto de que la Policía tenga que registrar la sede del partido del Gobierno por la manipulación y destrucción de pruebas que se estaba realizando; y nadie dimite, ni siquiera se molestan en darnos una explicación, porque si nos contaran la verdad todos se tendrían que ir. Vivimos en un sistema que simplemente aparenta ser una Democracia un día cada cuatro años, pero el resto del tiempo poco se diferencia de algunos regímenes dictatoriales.

– Recortes morales: Creíamos que había avances en las libertades que no podrían dar marcha atrás, pero nos equivocamos. La presencia en el Gobierno y en el Grupo Parlamentario Popular de numerosos miembros del Opus Dei y otras sectas similares está dando sus frutos. Consiguieron acabar con la asignatura “Educación para la ciudadanía” porque les molestaba que en ella se hablase de la igualdad de derechos del hombre y la mujer o que no hay un único modelo de familia. Volvieron a imponer que la Religión Católica sea una asignatura evaluable en los colegios. Han garantizado la financiación pública de los centros educativos que segregan a los alumnos por sexo. Expulsan del derecho a la fecundación a aquellas mujeres que no están con un hombre. Mientras que eliminan el derecho de la mujer a decidir sobre su embarazo. Dudo que exista un Estado desarrollado en el que se haya vivido una regresión de 30 años en tan poco tiempo. De repente “Cuéntame” nos ha adelantado en el tiempo.

Esto sólo ha sido un resumen de algunas de las medidas tomadas por el Partido Popular desde que llegó al Gobierno, pero desgraciadamente no son todas. Durante estos dos años hemos tenido que escandalizarnos a diario por declaraciones de ministros, noticias en prensa, anuncios en el BOE, propuestas del Gobierno… que nos han llevado a un estado del shock, de parálisis ante tantas agresiones a nuestros derechos. Hemos perdido la capacidad de sorpresa ante nuevos escándalos de corrupción y, lo peor de todo, la esperanza en que está en nuestras manos cambiar esto. Yo al menos no me resigno y seguiré protestando, además de plantear alternativas que iluminen nuestro futuro.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s